Nuestros Posts...

El origen de SAFARI UBUNTU... Mucho más que un Safari. Entrevista a William Ole Pere Kikanae

¿Por qué SAFARI UBUNTU es mucho más que un Safari?

 

Cuando RSCreativa tuvo la suerte de conocer a Rosa Escandell Almécija, fundadora y presidenta de ADCAM, y a través de ella a William, Guerrero y Jefe Massai y director de ADCAM, no pudimos evitar hacer algo para dar a conocer su trabajo.

 

Y quién mejor que William, que fue quien inspiró este proyecto para contarnos el sentido de todo esto. 

 

William nos cuenta con sus propias palabras cómo surge, cuáles son sus sueños y cómo perciben nuestra cultura...

 

Si quieres VIVIR todo esto en primera persona, aprender de una cultura única, aportar tu granito de arena, conectar con la naturaleza más salvaje y pasártelo genial, tienes que vivir  SAFARI UBUNTU

 

Foto: Lidia Ruiz (RSCreativa) , Willliam Ole Pere Kikanae (ADCAM) y Vanesa Soler  (RSCreatiav) (izq a dcha)

 

¿Cómo comienza el proyecto?

 

W- El proyecto viene por un sueño mío cuando era un niño.

Cuando era pequeño, iba a un colegio que estaba a 25 km de mi casa. Habían muchos desafíos para poder llegar al colegio, sobre todo porque estaba muy lejos e iba descalzo ya que mi madre durante un año no pudo ahorrar dinero para unos zapatos. Recorría tramos que pasaban por zonas donde hay animales salvajes como elefantes, leones y otros animales peligrosos.

 

Además, a veces el tiempo no era bueno, estaba lloviendo toda la mañana, aunque todas esas condiciones para mi no eran inconvenientes, ya que en las familias Masai no todos podemos ir a la escuela. Las familias tienen varios hijos y el ir a la escuela no se lo pueden permitir. En la mia yo fui el elegido para poder ir, con lo cual todas las dificultades que me encontraba no eran nada. Tenía que resolverlas con el fin de obtener acceso a la educación.

 

Esta es la parte más importante por la cual quería una escuela y soñaba con ello. El pasar todas esas dificultades me hacían ver que necesitaba una escuela en mi manyatta.Yo me levantaba a las 4 de la mañana para poder llegar a tiempo ya que entrábamos a las 7 de la mañana. Volvía cuando anochecía.La otra parte del proyecto es la parte de la mujer.

 

Cuando era pequeño la única persona que me ayudó para poder acceder a la escuela fué mi madre. Ella fué la que se preocupó de pagar la escuela, los libros, el uniforme, etc. Hay que tener en cuenta que en mi sociedad son los hombres los que tienen las propiedades. Estas propiedades en mi comunidad son vacas y tierras. Entonces me dí cuenta de que si las mujeres tenían propiedades se benefician las familias.

 

Y desde ese esfuerzo que hizo mi madre, aprendí que tenía que hacer un cambio y ayudar a las mujeres para que tuvieran propiedades porque de esta manera, ayudaría a todas la familias.Estos son los dos pilares fundamentales en el proyecto, la educación como base del desarrollo para los niños y el apoyo a la mujer.

 

Desde siempre les he estado contando a los turistas que venían al Massai Mara mi sueño de ayudar a los niños con una escuela y a las mujeres de mi comunidad. Ellos me prometían que me ayudarían pero nunca obtuve respuesta de ninguno, hasta que un día Rosa me ayudó.

 

Antes de conocer a Rosa, en mi manyatta daba clases a los niños debajo de un árbol. Ese árbol era nuestra escuela y ese árbol ahora se ha convertido en una escuela de primaria con 8 niveles y 250 niños.

 

Y con las mujeres pasó lo mismo. De trabajar con las mujeres en mi manyatta, ahora con la ayuda de una empresa española de zapatos, trabajan 1400 mujeres Massai entre Kenia y Tanzania.

 

Esto ha hecho un cambio cultural en los hombres de mi comunidad, porque ahora respetan el proyecto y respetan el trabajo de las mujeres.

 

¿Cuál es tu sueño, qué te gustaría conseguir?

 

W - Este proyecto va de generación en generación. No queremos que esto se quede aquí. Creemos en el desarrollo de la comunidad.

 

Ahora queremos ampliar la escuela primaria a secundaria para no dejar a los niños con la educación incompleta. Pero también pensar en la sostenibilidad del proyecto y para esto se creó junto a ADCAM el campamento para turistas.

 

Aprovechando nuestras habilidades como Guerreros Massai y mi preparación como guía turístico profesional (fué guía para National Geographic), creamos un campamento donde puedas pasar tus vacaciones pero que a la vez, sostenga la escuela.

 

Es una combinación global de todo, donde realizas tus vacaciones solidarias y puedes hacer safaris, convivir con la comunidad y ayudar a la sostenibilidad del proyecto. Estás viendo y viviendo donde empleamos el dinero de tus vacaciones.

 

¿Cuál fué el desafío más grande en el que te has visto para poder cumplir tu sueño?

 

El que alguien me apoyara con el proyecto ¡Ya que estuve más de 10 años intentando que alguien me ayudara hasta que lo conseguí! Pero nunca me dí por vencido.

 

¿Qué diferencia aprecias entre tu cultura y la nuestra?

 

W - Hay muchísimas diferencias. Nosotros tenemos un estilo de vida muy diferente. Aquí tenéis muchas cosas materiales y allí no tenemos casi nada, pero vivimos felices sin dinero y sin tantas cosas materiales.

 

Nosotros tenemos la naturaleza, somos muy afortunados de vivir donde vivimos, en el entorno que vivimos. Y somos una comunidad, somos más cercanos y no quiero decir con esto que aquí no os conozcáis, pero que allí todos los vecinos nos conocemos y nos apoyamos. Somos muy diferentes como sociedad.

 

¿Quiénes son las personas que más te han aportado para que todo esto, “tu sueño”, se cumpla?

 

W - Mi madre y Rosa.

 

¿Qué momento de tu vida recordarás como clave para lograr todo lo que has logrado?

 

W -El momento en el que conocí a Rosa a través de Wangari Maathai. Ella es una Premio Nobel Keniata. Rosa trabajaba para la ONU en Nueva York en ese momento, mi gobierno invitó a Rosa, ella a través de la embajada española conoció lo que yo quería hacer...

 

Le pedí ayuda, me dijo que sí me ayudaría, y esa ayuda verdaderamente llegó y el proyecto vió la luz.

 

¿Cómo ves a la comunidad Masai dentro de 20 años?

 

W - Eso es algo que no lo sé todavía. (risas), no lo sabe nadie. Puedo decirte lo que me gustaría.

 

Tratamos de vivir respetando nuestro entorno y convivir con los animales que están en libertad. Soy consciente de que la educación trae desarrollo, tecnología, etc, pero creemos que esto no nos cambiará porque tenemos muy claro quienes somos, donde vivimos, cuál es nuestra religión, nuestras tradiciones y nuestras reglas.

 

En ADCAM school procuramos que todo esto no desaparezca. Y un ejemplo te lo puedo poner con mi hijo. Él realizó estudios superiores y es el primer Masai piloto. Cuando él vuelve en sus vacaciones, él saca a los animales a pastar, él no olvida cuales son sus raíces.

 

¿Con qué te quedarías de nuestra cultura?

 

W -Ninguna tiene el 100% bueno. Pero si hablamos de economía, ayudas, educación, sanidad y de cómo vivís, pues tenéis muchas comodidades, pero aquí lo que veo es que todo va entorno al dinero y allí veo que nos amamos más, nos ayudamos más, es otro estilo de vida.

 

Si me quedo con algo de vuestra cultura es que tenéis el privilegio de optar por sanidad y educación gratuita, y esto es muy bueno para vosotros.

 

¡Muchas gracias!

 

 

 

 


 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Posts Recientes

31 Oct 2018

Please reload